Meditación para principiantes

Mas que una moda, la meditación es una herramienta que nos permite conectarnos con nuestro interior, abre el canal de comunicación directo con la Divinidad (Dios, el Ser Supremo, el Universo, Alá o como queramos decirle a esa presencia poderosa e infinita).

Existe el mito que meditar es algo complejo y muy difícil, porque en teoría debes dejar tu mente en blanco. Y claro, desde ese punto de vista si que es complicado, porque aquietar la mente es casi como mantener a un grupo de 20 niños de 8 años sin moverse ni musitar palabra.

El ejercicio es más sencillo de lo que imaginamos, como se trata de un momento especial, debemos darle la importancia que se merece, en mi caso, me encantan los rituales, así que busco un lugar tranquilo en mi casa, pongo música suave, enciendo un incienso y una vela (a esa luz le doy una intención, deseo o propósito), dispongo mi cuerpo en una posición cómoda, cierro los ojos, dirijo mi atención hacia el entrecejo (chacra del tercer ojo) y pongo la punta de mi lengua tocando el paladar superior.

Durante los siguientes 5 o 20 minutos (depende del tiempo que tenga),  me concentro en la respiración (solo por la nariz), inhalo, sostengo y exhalo (trato de tomar la mayor cantidad de aire en 8 segundos, sostengo en 4 y exhalo en 8, lentamente, permitiendo que salga todo el aire y con el mis preocupaciones, la tensión o el estrés acumulado).

Esta es una meditación básica, les garantizo que sólo con estos pasos habrán logrado relajarse. Luego con la práctica pueden agregar:

  • Imaginar que una luz blanca, brillante y pura que viene del Universo entra por la parte superior de la cabeza (chacra de la corona), esa luz va invadiendo todo el cuerpo, soltando cada músculo, envolviendo los huesos, limpiando las “cargas”, sanando los dolores. La luz atraviesa todo el cuerpo hasta salir por la planta de los pies.
  • La luz puede ser verde si queremos sanar un dolor físico y rosada si queremos trabajar sobre un dolor emocional.
  • Durante la meditación podemos pedir perdón a una persona, o enviar luz y amor a alguien que esté pasando por un mal momento.

Al final de la meditación siempre debemos dar gracias, la gratitud es una acción que nos abre a la abundancia.

La música de este vídeo tiene la especial energía de los delfines, esos seres de luz maravillosos.

Anuncios

Acerca de coachingconproposito

Economista con formación académica y experiencia en Coaching, Marketing y Finanzas, en Colombia y España. Executive coach y facilitadora en el Desarrollo de Habilidades y Competencias Directivas en diversas organizaciones multinacionales y universidades. En 17 años de experiencia, he estado a cargo de la dirección general y del área de mercadeo, llevando con éxito el lanzamiento de diferentes proyectos. Con mas de 200 horas de coaching personal.
Esta entrada fue publicada en Meditaciones y Mantras y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s