Medicina Vibracional

La Organización Mundial de la Salud define el término “salud” como el estado completo de bienestar físico, psíquico y social. Durante siglos en occidente se ha aceptado a la medicina alopática o tradicional como la única capaz de sanar con el uso de medicamentos, ésta una visión “Newtoniana” (porque considera al hombre como una estructurada y predecible máquina regida por el cerebro), se contrarresta con la medicina vibracional reinante en oriente.

La Medicina Vibracional entiende la salud como la armonía del flujo de la energía vital (el chi de los chinos, el prana de los hindúes o el alma de los católicos). Esta medicina también recibe el nombre de “Einsteniana” porque se basa en la curación energética.

Einstein demostró que toda materia es energía, que de acuerdo con su grado de vibración tiene mayor o menor densidad. Este concepto soporta la existencia de los distintos cuerpos que nos componen, desde el más denso (cuerpo físico) al más sutil (espíritu).

Cuerpo físico: Lo percibimos con los cinco sentidos, en el se manifiestan las consecuencias de la falta de armonía del resto de cuerpos.

Cuerpo energético o etéreo: El más denso de los cuerpos espirituales, está compuesto por una energía de tipo electromagnético.

Cuerpo emocional o astral: Es el más etéreo de los cuerpos espirituales superiores, en el se concentran los sentimientos. Desequilibrios emocionales afectan directamente al cuerpo físico a través de neurotransmisores como la adrenalina o a serotonina.

Cuerpo mental: Está relacionado con la fuerza del pensamiento como co-creador de la realidad del individuo. La sicología divide la mente en tres categorías: consciente (a cargo de la lógica, el razonamiento, las tres dimensiones, el sentido del tiempo o las ciencias), inconsciente (se encarga de las tareas vitales como la respiración, aspectos biológicos y el sistema de reflejos) y subconsciente (emite ondas alfa, desarrolla la fantasía, creatividad y aspectos artísticos ubicados en el hemisferio derecho del cerebro).

Cuerpo causal: Para algunas filosofías el alma, el que guarda memoria de todo lo vivido en la fase terrenal.

La armonía de estos cuerpos sutiles garantiza el equilibrio del hombre como ser íntegro que es.

Referencia bibliográfica:

Roselló, Ramón. 2008, La medicina de las energías. Editorial Océano S.L.

Anuncios

Acerca de coachingconproposito

Economista con formación académica y experiencia en Coaching, Marketing y Finanzas, en Colombia y España. Executive coach y facilitadora en el Desarrollo de Habilidades y Competencias Directivas en diversas organizaciones multinacionales y universidades. En 17 años de experiencia, he estado a cargo de la dirección general y del área de mercadeo, llevando con éxito el lanzamiento de diferentes proyectos. Con mas de 200 horas de coaching personal.
Esta entrada fue publicada en Terapias Alternativas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s